miércoles, 4 de octubre de 2017

El Acuerdo de Paz, pretexto para entregar lo que queda de país a las multinacionales

Han pasado 10 meses desde la entrada en vigencia del acuerdo de paz firmado con las FARC y según reciente informe del Observatorio de Seguimiento a la Implementación del Acuerdo de Paz (OIAP), el avance de dicho acuerdo es solo de un 18%, consecuencia en su mayor parte, del incumplimiento del gobierno.

La negligencia de Juan Manuel Santos con el cumplimiento de lo pactado en el acuerdo de paz contrasta con la rapidez para cumplir su compromisos con los inversionistas extranjeros, particularmente con las multinacionales mineras y petroleras.

Muestra del contubernio de Santos con los buitres inversionistas extranjeros es la reunión privada que sostuvieron el pasado mes de Abril (a solo 4 meses de iniciada la implementación del acuerdo) altos funcionarios del gobierno de Santos con ejecutivos de las mas importantes multinacionales mineras con presencia en el país.  Reunión sobre la que ningún medio colombiano parece haberse percatado.

Como esta son muchas las reuniones privadas que adelanta Santos con representantes del capital extranjero, principalmente; de algunas de las cuales si acaso los medios serviles locales nos dan cuenta pero selectivamente y solo de las declaraciones refritas al final de las mismas, celebrando el desarme de las FARC y expresando con el mayor descaro su apoyo a la implementación de los acuerdos de paz. 

De la reunión del pasado mes de Abril, por ejemplo, si no fuera por un medio extranjero, neoliberal por lo demás, no nos enteraríamos de los detalles y compromisos que se pactaron en la misma.

El portal gringo de negocios BN Américas publicó hace dos días un artículo sobre esa reunión, bajo el título (traducido al español): "El Acuerdo de Paz en Colombia Establecido para Abrir Areas con Potencial Minero."

Citando al presidente de la Asociación Colombiana de Minería (ACM), Santiago Angel, BN Americas reporta que "si bien Colombia está rezagada con respecto a sus vecinos de Perú y Ecuador en términos de explotación de minerales, el país ofrece un potencial considerable para la explotación de cobre, níquel y metales preciosos."

El reporte de BN Americas cita también declaraciones de Santiago Angel en una entrevista a un medio peruano, y en la que expresa que "nosotros creemos que este [Acuerdo de Paz] representa una grandiosa oportunidad. Existen áreas que no han sido aun exploradas. No obstante, si no creamos incentivos para la exploración, eso será difícil."

Citando un informe reciente de la firma Británica Norton Rose Fulbright, BN Americas también resalta que "menos del 4% del territorio colombiano ha sido objeto de exploración; y que a 2015 las empresas mineras poseían 8,971 títulos que cubren un área de 4.43 Millones de Ha. 

La pregunta que surge es: Quién contrató a la firma Norton Rose Fulbright para elaborar este informe? Intentamos conseguir copia de ese informe pero como era de suponer, solo esta disponible para sus clientes.

Y en seguida viene la primicia....

BN Americas, citando nuevamente al presidente de la ACM, reporta que el presidente Juan Manuel Santos se reunió en Abril de este año con ejecutivos de las multinacionales mineras Anglo Gold Ashanti, Eco Oro Minerales, Red Eagle Mining, Continental Gold, Drummond, Cerrejon y Prodeco. Reporta además que en esa reunión se acordó trabajar en la legislación para regular la certificación minera, sus impuestos financieros y las consultas con las comunidades.

Nadie con dos dedos en la frente puede dudar de la unidad que existe entre el gobierno de Santos y toda la clase política colombiana, incluyendo el narcoparauribismo, en sus empeños por fortalecer el modelo económico neoliberal; y particularmente, en materia de explotación de recursos naturales y minerales, sobre sus planes de seguir entregando todos esos recursos a las multinacionales extranjeras, a cambio de migajas para los colombianos, y a expensas de la destrucción del entorno natural y social. 

Lo anterior por supuesto no es sorpresa. Santos ya destapó sus cartas con los proyectos legislativos que cursan en el congreso y que tienen como propósito  regular a favor de las multinacionales las consultas previas y las consultas populares con lo cual no solo frenarán las consultas populares programadas en varios municipios, sino que invalidarán los resultados de las masivas votaciones en contra de la explotación minera en consultas desarrolladas en 9 municipios del país.

Esos proyectos legislativos por supuesto serán tramitados y aprobados más rápidamente que la legislación para la implementación del acuerdo de paz (aun con fast track), pues cuentan con el apoyo incondicional del cartel político de la cizaña con el proceso de paz, los narcopartidos de garaje, Centro Democrático y Cambio Radical.

Todo este contubernio entre el régimen  y las multinacionales, segun BN Americas está amarrado a un programa de inversiones a 5 años de US$7.6 billones (US$7,600 millones) para explotación de oro, plata y cobre; de los cuales US$1.5 billones están programados para invertir en 2017. 


--> Tras los resultados en contra de la mineras en las consultas populares de varios municipios, y las pérdidas para la industria debido a los recientes paros y ataques a su infraestructura, lo mas seguro es que buena parte de esos billones de US$, inicialmente destinados para inversión durante este año, ya están en las cuentas bancarias de altos funcionarios del gobierno y de los congresistas que aprobarán (mas rápido que con fast track) la nueva legislación, regulaciones y la normatividad sobre las consultas previas y populares.

Buscar en este blog